Torta de merengues y frambuesas

    Torta de merengues y frambuesas

    ¡Guardá esta receta!
    1hora5mins


    ¡Sé el primero es hacerla!

    Sobre la receta: Sólo falta agregar las velas para convertir este ligero merengue en una torta de cumpleaños. Como tiene un relleno de crema pastelera y frambuesas frescas, contiene mucho menos grasa y calorías que la típica torta tradicional.

    Ingredientes
    Porciones: 6 

    • 65 g de avellanas
    • 4 claras
    • 225 g de azúcar
    • 225 g de frambuesas frescas
    • azúcar impalpable, cernida, para decorar
    • CREMA PASTELERA DE VAINILLA
    • 300 ml de leche descremada, más 2 cucharadas extra si es necesario
    • 1 vaina de vainilla, abierta a lo largo
    • 3 yemas
    • 30 g de azúcar
    • 15 g de harina
    • 15 g de fécula de maíz

    Agregá a tu lista del super
    Agregá a tu lista del super: imprimila, mandala por mail o a tu celular
    Ver tu lista del super

    Preparación
    Preparación: 25mins  ›  Tiempo de cocción: 40mins  ›  Listo en:1hora5mins 

    1. Tostar las avellanas en una sartén antiadherente hasta que estén doradas. Dejar enfriar. Picar gruesas unas pocas y reservar para la decoración. Picar finas o moler las restantes en un procesador o una licuadora.
    2. Precalentar el horno a 140 °C (suave). Cubrir dos bandejas para hornear con papel manteca y dibujar círculos de 20 cm en cada trozo de papel.
    3. Colocar las claras en un bowl grande y batir a punto de nieve. Incorporar el azúcar poco a poco, de cucharada en cucharada; batir de 1 a 2 minutos o hasta que el merengue esté bien espeso y brillante. Incorporar las avellanas.
    4. Repartir la mezcla de merengue entre las bandejas y extender de forma pareja dentro de los círculos dibujados. Hornear 40 minutos; dar vuelta la bandeja dentro del horno para que los merengues tomen un color parejo. Hornear otros 35 minutos o hasta que los merengues estén cocidos y puedan retirarse fácilmente del papel. Aflojarlos del papel y dejar enfriar por completo en las bandejas.
    5. Mientras los merengues se enfrían, hacer la crema pastelera. Verter 300 ml de leche en una olla mediana y llevar a hervor. Agregar la vainilla, retirar del fuego y dejar reposar 30 minutos.
    6. Colocar las yemas y el azúcar en un bowl mediano y batir con un batidor de globo de 2 a 3 minutos o hasta que se aclaren. Cernir la harina y la fécula de maíz sobre las yemas y batir para combinar. Retirar la vainilla de la leche, raspando las semillas con un cuchillo afilado para que queden en el líquido; quitar la vaina. Llevar la leche a hervor e incorporar poco a poco a la mezcla de yemas.
    7. Poner la mezcla de nuevo en la olla y llevar a hervor, revolviendo continuamente con una cuchara de madera o un batidor. Cuando esté espesa, cocinar ligeramente 1 minuto, sin dejar de revolver. Retirar del fuego. Cubrir la superficie de la crema pastelera con papel encerado húmedo y dejar enfriar. (Tanto los merengues como la crema pastelera pueden hacerse con un día de anticipación; guardar los merengues en un recipiente hermético y la crema pastelera en un bol tapado en la heladera).
    8. Armar la torta no más de 1 hora antes de servir. Colocar uno de los merengues en una bandeja, con el lado plano hacia arriba, y extender encima la crema pastelera. Si está muy espesa para extender, agregar la leche extra. Colocar encima dos tercios de las frambuesas y cubrir con el segundo merengue. Decorar con el resto de las frambuesas, las avellanas reservadas y espolvorear con azúcar impalpable. Para servir, cortar en porciones gruesas con un cuchillo afilado.

    SUPERALIMENTO PARA EL CORAZÓN

    Las avellanas no sólo tienen excelentes niveles de cobre y magnesio, sino que también aportan vitaminas B₁ y B₆, folato, potasio, fósforo y zinc. Además, las avellanas ofrecen cantidades interesantes de fibra (3 g por cada 50 g). Aunque contienen grasa, pero sobre todo insaturada.

    Variaciones

    Para hacer minimerengues, usar avellanas o pistachos molidos en la mezcla de merengue y dar forma de óvalos con dos cucharas; colocarlos en bandejas para hornear cubiertas con papel encerado. Hornear de 50 a 60 minutos. Sumergir la base de cada merengue en chocolate derretido y pegarlo a otro con una mezcla de 150 g de yogur natural o queso crema y 150 ml de crema batida, espesa. • Para un pastel de merengue con chocolate y castaña, derretir 90 g de chocolate amargo de buena calidad en un bol sobre una olla con agua caliente. Extender sobre el lado plano de un merengue y dejar asentar. Mezclar 1 lata (unos 240 g) de puré de castaña endulzado con 200 g de queso crema y extender sobre el chocolate. Cubrir con el otro merengue y decorar con rizos de chocolate.

    Tus últimas consultas

    Evaluaciones (0)

    Dejá tu comentario

    Hacé click sobre las estrellas para darle tu calificación