Tarta de verduras provenzal

    Tarta de verduras provenzal

    23personas la guardaron
    55mins


    5 personas hicieron esta receta

    Sobre la receta: Esta tarta bien provenzal, lleva solamente 3 ingredientes, y es bien simple, sin huevos o crema de leche, es bien light y super fácil de hacer. Esta receta rinde para 2 tartas, una la comés y la otra la guardás en el freezer.

    Ingredientes
    Porciones: 4 

    • 2 cebollas grandes, rebanadas
    • harina para espolvorear
    • 2 masas de hojaldre para tarta
    • 2 zucchinis
    • 4 tomates, cortados en rodajas de 5 mm
    • 2 cucharadas de queso parmesano, rallado en el momento

    Agregá a tu lista del super
    Agregá a tu lista del super: imprimila, mandala por mail o a tu celular
    Ver tu lista del super

    Preparación
    Preparación: 35mins  ›  Tiempo de cocción: 20mins  ›  Listo en:55mins 

    1. Cubrir una sartén antiadherente con aceite en aerosol y poner a fuego medio. Cuando esté caliente, bajar el fuego y saltear las cebollas unos 20 minutos o hasta que estén bien blandas y doradas. Pasar a un platón.
    2. Precalentar el horno a 200 °C (moderado-alto). Espolvorear una superficie de trabajo con harina y dar a la masa la forma de un rectángulo de 25 x 40 cm o de un círculo de 33 cm de diámetro. Doblar a la mitad y pasar a un molde desmontable de 15 x 30 cm o un molde circular de 23 cm. Recortar los bordes de la masa.
    3. Cortar el zucchini, al sesgo, en rodajas largas de 5 mm de espesor. Volver a cubrir la sartén con aceite en aerosol y llevar a fuego moderado. Agregar el zucchini y saltear de 5 a 7 minutos o hasta que estén doradas.
    4. Acomodar el zucchini, los tomates y las cebollas en hileras sobre la base de masa, ligeramente superpuestos. Esparcir encima el queso parmesano. Hornear unos 20 minutos o hasta que la masa esté dorada y crocante. Servir la tarta caliente, tibia o a temperatura ambiente.

    SUPERALIMENTO PARA EL CORAZÓN

    Hace siglos, los sanadores recomendaban las cebollas como tónico para el corazón. La ciencia moderna apoya esta antigua práctica. Los estudios indican que los flavonoides, compuestos presentes en las cebollas, pueden aumentar los niveles del colesterol HDL (bueno), protegiendo así contra el taponamiento de las arterias del colesterol LDL (malo). Éstos y otros compuestos de azufre de la cebolla pueden obstaculizar la formación de coágulos, lo que ayuda a proteger contra ataques cardíacos.

    Tus últimas consultas

    Evaluaciones (1)

    Mortiz
    Evaluado/a por:
    0

    Espectacular!!!!! - 23 may 2012

    Dejá tu comentario

    Hacé click sobre las estrellas para darle tu calificación