Risotto con calabaza y queso Taleggio

    Risotto con calabaza y queso Taleggio

    1persona la guardó
    55mins


    ¡Sé el primero es hacerla!

    Sobre la receta: Este delicioso risotto es una comida tentadora para una cena familiar. La combinación de vegetales frescos, arroz y romero cocinándose suavemente en vino blanco, es simplemente exquisita. El taleggio le aporta un toque cremoso al final, creando un plato nutritivo y lleno de sabor. Todo lo que necesitás es una ensalada de hojas verdes para completar el menú.

    Ingredientes
    Porciones: 4 

    • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
    • 6 echalotes, picados
    • 2 dientes de ajo machacados
    • 500g de calabaza, pelada, sin semillas y cortada en cubitos
    • 450cc. de caldo de vegetales
    • 225g de arroz arborio
    • 225g de hongos, en rodajas
    • 250cc. de vino blanco seco
    • 1 cucharada de romero fresco picado
    • 225g de queso taleggio, sin cáscara y cortado en cubitos
    • sal y pimienta
    • ramitas de romero fresco para decorar

    Agregá a tu lista del super
    Agregá a tu lista del super: imprimila, mandala por mail o a tu celular
    Ver tu lista del super

    Preparación
    Preparación: 20mins  ›  Tiempo de cocción: 35mins  ›  Listo en:55mins 

    1. Calentar el aceite en una cacerola grande, agregar los echalotes y el ajo, y cocinar durante 2 minutos o hasta que los echalotes comiencen a ablandarse. Agregar la calabaza y cocinar por 10 minutos más, revolviendo ocasionalmente.
    2. Mientras tanto, poner el caldo de verduras en una cacerola y hervir. Reducir el fuego, para que el caldo se mantenga caliente.
    3. Añadir el arroz a la calabaza y cocinar durante 1 minuto, revolviendo. Agregar los champiñones, a continuación añadir el vino y el romero picado. Llevar todo a punto ebullición y enseguida bajar el fuego para que se cocine lentamente mientras se absorbe el vino. Revolver con frecuencia.
    4. Añadir un cucharón de caldo caliente y mantener a fuego lento hasta que se haya absorbido, revolviendo con frecuencia. Continuar añadiendo gradualmente el caldo de a un cucharón por vez, esperando a que sea absorbido antes de añadir más. Cuando todo el caldo se ha añadido, el arroz debe estar tierno pero firme y el risotto debe tener un textura cremosa. Sazonar con sal y pimienta al gusto.
    5. Retirar el risotto del fuego. Agregar el queso y revolver suavemente hasta que comience a derretirse. Servir el risotto de inmediato, adornado con ramitas de romero fresco.

    Tus últimas consultas

    Evaluaciones (0)

    Dejá tu comentario

    Hacé click sobre las estrellas para darle tu calificación