Scones de berro y queso

    Scones de berro y queso

    5personas la guardaron
    35mins


    1 persona hizo esta receta

    Sobre la receta: El berro y el queso cheddar le dan un sabor muy especial a estos scones salados. Son muy tentadores para acompañar un platos de sopa caliente en el invierno, o incluso partidos al medio con mayonesa, tomate y queso para un almuerzo liviano y rápido en la oficina.

    Ingredientes
    Porciones: 8 

    • 140 g de harina leudante
    • 140 g de harina integral leudante
    • 1 cucharadita de polvo para hornear
    • 50 g de manteca, cortada en trozos chicos.
    • 50 g de avena
    • 85 g de berros, sin tallos gruesos, picado
    • 75 g de queso Cheddar maduro, rallado
    • 100 cc. de leche semi descremada, y un poco más para glasear
    • sal y pimienta

    Agregá a tu lista del super
    Agregá a tu lista del super: imprimila, mandala por mail o a tu celular
    Ver tu lista del super

    Preparación
    Preparación: 20mins  ›  Tiempo de cocción: 15mins  ›  Listo en:35mins 

    1. Precalentar el horno a 230 ºC (horno muy caliente). Tamizar las harinas y el polvo de hornear en un bowl. Incorporar la manteca y frotar con los dedos hasta que la mezcla parezca pan rallado fino.
    2. Agregar la avena, el berro, cerca de tres cuartas partes del queso, y un poco de sal y pimienta. Usar un tenedor para mezclar, y agregar la leche. Unir la masa con ayuda de una espátula y volcarla sobre una superficie bien enharinada. Aplastar con las manos hasta formar un bollo liso y suave. La masa es un poco más suave que una masa de scones estándar.
    3. Aplastar la masa con las manos formando un círculo de 2 cm de espesor. Con un cortante redondo de 7,5 cm, cortar scones. Juntar los recortes y aplastar nuevamente. Cortar más scones.
    4. Colocar los scones en una bandeja de hornear enmantecada, colocar de manera que nos e toquen. Pintar la parte superior con un poco de leche y espolvorear con el queso rallado restante. Hornear de 10 a 15 minutos o hasta que leven y se doren. Enfriar sobre una rejilla. Estos scones son deliciosos recién horneados, pero se pueden comer al día siguiente o guardar en un recipiente hermético.

    Tus últimas consultas

    Evaluaciones (0)

    Dejá tu comentario

    Hacé click sobre las estrellas para darle tu calificación