Tarta de chocolate blanco y frutas
1 / 1 Foto de:  larkspur
Más fotos

Tarta de chocolate blanco y frutas

Sobre la receta: Una tarta de frutas y chocolate blanco deliciosa y con muy buena presentación. Una base de masa se cubre con un relleno de chocolate blanco cremoso, y luego se decora con fruta fresca de temporada. Un postre colorido, fresco y tentador.

VAL_51

Ingredientes

Porciones: 12 

  • Masa
  • 170g de manteca, ablandada
  • 60g de azúcar impalpable
  • 190g de harina
  • Relleno
  • 275g de chocolate blanco de buena calidad, picado
  • 60cc de crema de leche
  • 225g de queso crema Filadelfia®
  • 1 cucharadita de ralladura de limón
  • Cobertura
  • 350g de frutos rojos frescos (frutillas, frambuesas, moras, arándanos, etc)
  • 2 kiwis
  • 1 mango, cortado en cubitos
  • Baño
  • 120g de mermelada de damascos
  • 2 1/2 cucharaditas de agua
  • 1/2 cucharadita de jugo de limón

Preparación

Preparación: 30mins  ›  Tiempo de cocción: 25mins  ›  Listo en:55mins 

  1. Precalentar el horno a 150 ºC (bajo). Para la base: en un bowl chico, batir la manteca y el azúcar impalpable hasta que esté suave y cremosa. Volcar la preparación en una tartera sin enmantecar, y presionar con las manos para cubrir la base y los lados. Hornear 25-30 minutos o hasta que esté ligeramente dorada. Enfriar sobre una rejilla.
  2. Mientras tanto, preparar el relleno: derretir el chocolate blanco en el microondas a potencia media, en cortos intervalos de 30 segundos, revolviendo en cada intervalo. Una vez derretido, batir el chocolate blanco junto con la crema, añadir el queso crema a temperatura ambiente y batir hasta lograr una crema suave.
  3. Una vez que la masa se haya enfriado, cubrir con la mezcla de chocolate blanco de manera uniforme. Enfriar en la heladera durante 30 minutos.
  4. Mientras tanto, preparar la fruta: quitar el cabo a las frutillas y cortar en mitades o en rodajas. Pelar los kiwis y cortar en rodajas, o círculos y o medio círculos. medio. Pelar y cortar el mango en dados.
  5. Organizar la fruta sobre el relleno frío, decorando en círculos concéntricos.
  6. Para el baño: Calentar la mermelada de damascos, el jugo de limón y el agua en una cacerola pequeña, a fuego medio, revolviendo hasta que se unan todos los ingredientes. pasar la preparación por un colador para eliminar los grumos de fruta. Utilizar la reducción de mermelada para pintar suavemente la fruta, y llevar a la heladera 1 hora antes de servir.

Consejos:

Esta torta es mejor si se consume el mismo día de la preparación, y se guarda en la heladera hasta 1 hora antes de servir.

Más ideas

Evaluaciones (0)

Dejá tu comentario

Hacé click sobre las estrellas para darle tu calificación
¿Qué te pareció esta receta?

¿Con ganas de más ideas?