Cobbler de duraznos frescos

    Cobbler de duraznos frescos

    1persona la guardó
    55mins


    5 personas hicieron esta receta

    Sobre la receta: Un cobbler es un postre ideal para transformar la fruta de estación en un postre maravilloso. Damascos, ciruelas, peras, arándanos se pueden utilizar solos o combinados para preparar un postre tibio y doradito, perfecto para acompañar con crema batida.

    Ingredientes
    Porciones: 4 

    • 1 taza de jugo de durazno, damasco o manzana
    • 1/3 taza de azúcar
    • 1 cucharada de harina común
    • 1/2 cucharadita de nuez moscada en polvo
    • 3 tazas de duraznos en rodajas, ya sea frescos, o congelados (y descongelados), más o menos 6 duraznos
    • 1/2 cucharadita de ralladura de cáscara de limón
    • 2/3 taza de harina, extra
    • 2 cucharadas de copos de avena tipo Quaker®
    • 2 cucharadas de azúcar
    • 1 cucharadita de polvo para hornear
    • 16g de manteca
    • 2 cucharadas de leche
    • 1 huevo

    Agregá a tu lista del super
    Agregá a tu lista del super: imprimila, mandala por mail o a tu celular
    Ver tu lista del super

    Preparación
    Preparación: 25mins  ›  Tiempo de cocción: 30mins  ›  Listo en:55mins 

    1. Precalentar el horno a 180 ºC (horno moderado). Rociar con aceite en aerosol un molde para torta rectangular de 22x33cm
    2. Precalentar el horno a 200 ºC (horno fuerte). En una cacerola mediana, batir el azúcar con el néctar de durazno, 1 cucharada de harina y la mitad de la nuez moscada. Cocinar a fuego medio, revolviendo constantemente, hasta que la mezcla comience a espesar. Cocinar y revolver por 2 minutos más, o hasta que espese. Agregar los duraznos, la ralladura de limón y cocinar hasta que hierva. Mantener caliente.
    3. Colocar los duraznos en el molde preparado. Esparcir la manteca sobre los duraznos y espolvorear el azúcar moreno de manera uniforme sobre la parte superior. Reservar a un lado.
    4. En un recipiente mediano, combinar 2/3 tazas de harina con los copos de avena, 2 cucharadas de azúcar, el polvo para hornear y el resto de nuez moscada. Usando 2 cuchillos, cortar la manteca hasta que la mezcla se parezca migas de pan gruesas.
    5. Cocinar en el horno precalentado hasta que la masa esté ligeramente dorada, unos 45 minutos.
    6. Combinar la leche y el huevo en un bowl pequeño. Añadir a la mezcla de avena y revolver hasta que se forme una masa.
    7. Mezclar la harina, el azúcar blanco, el polvo para hornear y la sal en un bowl. Incorporar el aceite en los huevos batidos y luego agregar la mezcla de huevo en los ingredientes secos.
    8. Verter la mezcla de durazno caliente en un molde redondo 23cm. Verter la masa en cuatro montones parejos en la parte superior. Hornear durante 18-22 minutos, o hasta que un palillo insertado en el centro de la masa salga limpio.
    9. Servir el cobbler tibio, acompañado con crema o helado.
    10. Volcar la preparación sobre los duraznos y espolvorear canela por encima.

    Tus últimas consultas

    Evaluaciones (0)

    Dejá tu comentario

    Hacé click sobre las estrellas para darle tu calificación