Pastas gratinadas con brócoli y pollo

    Pastas gratinadas con brócoli y pollo

    2personas la guardaron
    45mins


    1 persona hizo esta receta

    Sobre la receta: Este gratin de pastas es la receta ideal para utilizar restos de pollo e incluir brócoli a la dieta de los chicos y que se animen a comerlo. Es un plato sano, rápido y fácil para una comida entre semana.

    Ingredientes
    Porciones: 4 

    • 250g de pasta corta integral (penne o moñitos)
    • 250g de brócoli
    • 2 puerros, limpios y cortados en rodajas
    • 4 filetes de pechuga de pollo cocidos (aproximadamente 350g en total)
    • 2 tazas (500cc) de leche bajas calorías
    • 1/4 taza (30g) de fécula de maíz
    • 3/4 taza (85g) de queso gouda, cheddar ahumado o cheddar común, rallado
    • 12 tomates cherry cortados a la mitad
    • taza (25 g) de queso parmesano rallado o queso pecorino
    • 1 cucharadita de orégano seco
    • 1/4 taza (30g) de pan rallado integral

    Agregá a tu lista del super
    Agregá a tu lista del super: imprimila, mandala por mail o a tu celular
    Ver tu lista del super

    Preparación
    Preparación: 10mins  ›  Tiempo de cocción: 35mins  ›  Listo en:45mins 

    1. Precalentar el horno a 190 ºC (horno moderado). Cocinar la pasta en una cacerola grande con agua hirviendo durante 10-12 minutos o según las instrucciones del paquete, hasta que esté tierna. Cortar el brócoli en ramitos pequeños y cortar los tallos. Añadir todo el brócoli y los puerros a la pasta durante los últimos 5 minutos de cocción.
    2. Cuando esten tiernos, colar y reservar 1 taza (250cc) del agua de cocción. Colocar la pasta y las verduras en una fuente grande para hornear. Quitar la piel al pollo y cortar en trozos pequeños. Añadir a la fuente.
    3. En un bowl, mezclar un poco de la leche con la fécula de maíz hasta obtener una pasta. Calentar el resto de la leche y el agua de cocción reservada en la misma cacerola y dejar hervir. Colocar aproximadamente una taza sobre la mezcla de fécula de maíz disuelta y mezclar bien, luego volcar en el agua lechosa a fuego lento y remover enérgicamente con una cuchara de madera hasta que espese. Retirar la cacerola del fuego e incorporar el queso. Condimentar a gusto.
    4. Volcar la salsa sobre la pasta, revolviendo suavemente con un tenedor. Colocar los tomates en la preparación y espolvorear con el queso parmesano, el orégano y el pan rallado. Hornear durante 20 minutos hasta que la superficie esté dorada y burbujeante. Servir caliente.

    Tus últimas consultas

    Evaluaciones (0)

    Dejá tu comentario

    Hacé click sobre las estrellas para darle tu calificación